NO EVITEMOS EL TRABAJO PESADO

administrador

Proverbios 22:29

Dime quién se esfuerza en el trabajo y te diré quién comerá como rey.

Nuestra tendencia es a hacer todo lo más fácil. Por ejemplo: Subir por las escaleras eléctricas, tomar el ascensor, cocinar en el microondas, ganarse el baloto, usar el internet para comprar las tareas, etc. Pero, no necesariamente la manera o el modo fácil es siempre lo mejor.
La falta de disciplina lleva a la pereza y a evitar el trabajo arduo. Es tendencia natural evitar el cansancio y/o el estrés que genera un trabajo pesado pero Dios nos garantiza en Su palabra que si confiamos en Él, nos renovará nuestras fuerzas y nos dará el esfuerzo que necesitamos para coronar la última milla de esa pesada carrera, obteniendo la victoria y recibiendo los frutos de la labor ejecutada.

Isaías 40:29-31

Dios les da nuevas fuerzas a los débiles y cansados. Los jóvenes se cansan por más fuertes que sean, pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse».

Es lo mismo en nuestra vida espiritual. Así como necesítanos ejercitar nuestro cuerpo y nuestra mente para poder acometer los trabajos físicos e intelectuales, necesitamos ejercitar o entrenar nuestra fe con disciplinas y ejercicios espirituales para poder superar los obstáculos que nos pone permanentemente el enemigo en nuestra vida.

1 Timoteo 4:8

El entrenamiento físico es bueno, pero entrenarse en la sumisión a Dios es mucho mejor, porque promete beneficios en esta vida y en la vida que viene.

Bendiciones,
Pablo José

Deja un comentario

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url