RENDIDO ANTE DIOS PERO LISTO Y FIRME PARA LA BATALLA

administrador

Santiago 4:7

Por tanto, sométanse a Dios. Resistan, pues, al diablo y huirá de ustedes.
Cuando tengamos adversidades y/o oposiciones en nuestras vidas, no debemos depender de nuestras propias habilidades o capacidades para pasar el desierto y ganar la batalla.
Después de haber hecho en nuestras fuerzas todo lo humanamente posible, debemos probar rendirnos totalmente ante nuestro Dios y pedirle en oración que entre Él a pelear nuestra batalla. Descansamos en Él y nos preparamos a resistir los ataques del diablo en cualquier área de nuestra vida (enfermedad, pobreza, depresión, tristeza, rencor, etc.).
Dios sabe cuándo es el momento justo para moverse en nuestra vida, a nuestro favor y darnos la fuerza, las herramientas y la forma de ganar esa batalla. Él nos acompaña y si Él está con nosotros nadie ni en el infierno ni en la tierra podrá contra nosotros.

Romanos 8:31

Sólo nos queda decir que, si Dios está de nuestra parte, nadie podrá estar en contra de nosotros.
El criterio de nuestro Dios para usar a las personas no son nuestras habilidades o talentos sino el grado de rendición o disposición que tengamos en nuestro corazón para descansar y creer en Él como nuestro protector, guía, ayudador.
Dios busca en nosotros disponibilidad no habilidad.
Debemos permitirle a Dios que nos forje nuestra reputación y nuestra carrera en esta vida y en cada momento oportuno Él nos librará de los ataques de nuestros enemigos.
Yo lo he hecho y funciona.
Bendiciones,
Pablo José

Deja un comentario

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url