MANTENGÁMONOS ENCHUFADOS

administrador

Nuestro amado Señor Jesús es la luz del mundo.

Juan 8:12

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Todo aquel que reciba y tenga a Cristo en su corazón, que tenga una relación con Él, es alumbrado por la luz de Cristo que está en él.
Cuando Moisés pasó tiempo delante de la presencia de Dios en el monte Sinaí y bajó a su pueblo judío con las leyes en las tablas de piedra, su rostro se había vuelto tan brillante que tuvo que ponerse un velo porque el pueblo tuvo miedo de estar cerca de él.

Éxodo 34:29-30

Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios. Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él.

De la misma forma que una lámpara para dar luz natural debe estar enchufada a la corriente eléctrica, nosotros debemos estar enchufados con Cristo si queremos alumbrar a los demás que están en la oscuridad, perdidos y separados de Dios.

Mateo 5:16

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
Si nos mantenemos enchufados mediante una comunión permanente con Dios por medio de la oración, meditación de Su palabra, alabanza, adoración y acciones de gracias, seremos luz para los demás dondequiera que vayamos.
Bendiciones,
Pablo José

Deja un comentario

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url