PALABRAS CREADORAS

administrador

Nuestras palabras tienen poder creativo.
Cuando declaramos algo, ya sea bueno o malo, damos vida a lo que estamos diciendo. Al declarar algo, estamos profetizando nuestro futuro.

La biblia es clara en recordarnos que comeremos del fruto de nuestras palabras, lo cual significa que obtendremos exactamente lo que hayamos estado diciendo.


La clave entonces es: Enviar nuestras palabras en la dirección que queremos que vaya nuestra vida.
Nunca podemos hablar derrota y esperar tener victoria, “No puedo, no soy capaz, etc.” No se puede hablar carencia y esperar tener abundancia, “No tengo, no me pagan, no consigo, no me alcanza”.
Con nuestras palabras podemos bendecir o maldecir nuestro futuro. Lo que estoy viviendo hoy es el resultado, la cosecha de lo que sembré ayer, hace meses o años. No debo decir nunca:

  • Soy pobre
  • Soy bruto
  • Se me olvidan las cosas
  • No soy capaz.
  • No soy agraciado.
  • Soy malgeniado.
  • Soy lento.
  • No entiendo nunca nada.
  • Soy un desdichado.
  • No me entienden.
  • No me comprenden.
  • No me hacen caso.
  • Soy torpe.
  • No puedo hacer nada bien.
  • Me van a despedir o a echar.
  • No me van a pagar esa cuenta.
  • Ese señor me va a poner problemas o trabas

y cosas semejantes…

Puede ser que esos pensamientos lleguen a nuestra mente pero, no debemos cometer el error de expresarlos. Cuando nos lleguen esos pensamientos y estemos a punto de decirlos con nuestra boca, tratemos de pensar lo siguiente:

No lo voy a decir. Cancelo en mi mente este pensamiento negativo. No voy a declarar derrota en mi futuro. No voy a declarar fracaso sobre mi vida. Le voy  a dar la vuelta y voy a declarar favor a mi futuro. Declararé: Soy bendito con toda bendición espiritual, soy capaz y se me ocurren ideas maravillosos pues tengo la mente de Cristo, mi Padre Dios suple todas mis necesidades, Él es Jehová Jiréh (El Señor mi proveedor), el Espíritu Santo de Dios habita en mí y me llena de paz y gozo ahora, soy sano por la llaga de Cristo, aunque ande en valle de sombra de muerte mi Dios está conmigo; de esta situación que es temporal y pasajera saldré fortalecido con mi Dios.”

Esa es la idea. No utilizar nuestras palabras para describir la situación negativa que atravieso sino para cambiar esa situación.

Proverbios 18:21

“La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.”

Yo escojo que quiero. ¿Podemos hacerlo? Claro. Atrevámonos a probarlo. Yo lo he hecho y les cuento que funciona.

Bendiciones,
Pablo José

2 Comentarios

  1. Pedro Jimenez
    Pedro JimenezResponder
    abril 25, 2015 at 5:12 am

    Amén, debemos ser sabios al usar nuestras palabras. Bendiciones y gracias. Sigan con el buen trabajo.

  2. hernando ceballos villa
    hernando ceballos villaResponder
    junio 15, 2015 at 8:43 am

    Hace dos meses me reencontré, con Jesus y volví a Dios convencido plenamente que son mis verdaderos padres, amorosos comprensivos y protectores que sin ellos no llegaré a alcanzar la Gloria Eterna.Gracias le doy a Diestra de Justicia mi Iglesia por haberme guiado a ese hermoso y grandioso reencuentro, con mi Creador dueño del universo y de todo los visible e invisible.
    GRACIAS MUCHAS GRACIAS , a mi pastor Pablo y a mi hermano en Cristo Abel Antonio.

Deja un comentario

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url